Opinión Opinión Politica sin políticos
Politica sin políticos PDF Imprimir Correo
Escrito por Manuel A. Asensio   
Miércoles, 30 de Junio de 2010 12:03

Estos días está de moda hacer de la mentira una verdad verdadera a base de repetirla en los medios que se tiene al alcance. A veces con propuestas indignas y contra el juego democrático, un juego que felizmente llevamos años disfrutando (con sus pros y contras, claro). Conviene aclarar que De Juana comenzó su huelga de hambre el 7 de agosto de 2006 pues decía haber cumplido condena y que su situación era una decisión política e injusta.

La abandonó tras 63 días pero volvió a la misma tras las noticias que adelantan los medios de comunicación de que es condenado a tres años por delito de amenazas terroristas, con el agravante de reincidencia. En esta ocasión llega a los 115 días, hasta el 1 de marzo que el Gobierno le deja en libertad atenuada, para los no iniciados, lo que se asemeja a un arresto domiciliario.

Cumplió su primera condena de 18 años de los 3.000 a los que se le condenó, pero las leyes están para cumplirlas, aunque sea un personaje tan aborrecible con éste. Debería haber salido en febrero de 2005 a no ser por la nueva situación por amenazas terroristas, situación por la que hoy cumple condena. Olvidémonos pues de la condena por sus asesinatos, sí, es una pena, pero ya cumplió con lo que la ley dice, aunque los dirigentes de la oposición digan lo que quieran decir, mientan lo que quieran mentir y hagan de la política lo que no es. Ahora, hoy día, no cumple condena por delito de sangre.

 

Los informe médicos indicaban “Es tal el proceso de deterioro físico, que puede conducir a su muerte o a secuelas irreparables”. Los facultativos tuvieron que llegar a atarlo a la cama para poder alimentarlo a fin de evitar su muerte, puesto que el sanguinario Chaos se quitaba las vías que lo enganchaban a la vida. Un día antes de concederle la libertad atenuada los médicos alertaban de “el proceso de deterioro físico que podía conducir a su muerte o a secuelas irreversibles”.

En este punto se sabía que en mayo de 2006 ya cumplió un cuarto de su condena y que, como marca la ley, podía salir de prisión con permiso y que en el pasado mes de febrero había expirado la mitad de su pena, y que es posible que no haya preso en España que con su situación esté clasificado en segundo grado. Así, para la obtención del tercer grado (como muestra la ley), lo que le permitiría salir de la cárcel, o la libertad condicional, es imprescindible el arrepentimiento del preso y que haya resarcido a las victimas (recordemos, una vez más, que no cumple condena por delito de sangre).

Hay que tener en cuenta en estos momentos que es obligación de la Administración velar por la vida del preso con todos los medios posibles, de éste y de todos, claro, a pesar de lo que digan los que quieren incumplirlo.

La lógica indica que De Juana no volverá a la cárcel porque su pena está próxima a extinguirse y tardará en recuperarse totalmente, si es que esto así sucede, dado el grado de gravedad de su salud.

Habrá que preguntarse por qué hay tanta bazofia en los partidos políticos de hoy día, por qué los medios de comunicación pueden manejar una situación a su antojo, por qué la táctica del enfrentamiento por norma a un gobierno que han decidido las urnas y que es totalmente legal. Lo no legal fue romper el Derecho Internacional e invadir un país por una causa demostrada falsa, y que después se volvió en contra del partido que gobernaba entonces y que hoy tan nefasta oposición realiza. Como dijo José María García, y que pudimos ver (a pesar de todo) en la famosa entrevista censurada en TVE, el señor Rajoy tiene algo muy bueno, que por donde pasa no ensucia, pero algo muy malo, que por donde pasa no limpia. Tome nota, don Mariano, y limpie, sí, limpie, pero primero su casa.
Última actualización ( Lunes, 06 de Septiembre de 2010 16:27 )
 

Para añadir comentarios hay que estar registrado como usuario de la web.

 

Ferretería Anserjo

San Sebastián de los Reyes (Madrid)

 

Anserjo

 

Encuesta

¿Cuánto se tardará en arreglar el lavadero?