Opinión Opinión Y llegó la alergia
Y llegó la alergia PDF Imprimir Correo
Escrito por Manuel A. Asensio   
Miércoles, 30 de Junio de 2010 11:59

En la aconsejable serie “Aida” (Telecinco) es célebre la frase: “¡Claro, como el Luisma es tonto...!”. Pues bien, en los tiempos que corren la frase de moda esencial para terminar alguna noticia sobre cualquier aspecto que se salga de la normalidad es el cambio climático: “...provocado por el cambio climático”.

Parece ser que también tiene la culpa que la tierra haga sus movimientos de rotación y traslación. Pues sí, se me ocurre una portada interesante para el periódico de mañana: “Científicos aseguran que el gen del mal está producido por el cambio climático”.

Ahora le ha tocado el turno a las alergias. La Real Academia de la Lengua la define como “Conjunto de fenómenos de carácter respiratorio, nervioso o eruptivo, producidos por la absorción de ciertas sustancias que dan al organismo una sensibilidad especial ante una nueva acción de tales sustancias aun en cantidades mínimas”. Nada, que resulta que las alergias aumentan y se adelantan debido al cambio climático.

Estamos en lo de siempre. El cambio por aquí, el climático por allá y todos parados esperando que alguien haga algo. Y cuando lo hace nadie secunda el asunto y los que saben de la cosa nos adelantan el dichoso reloj del fin del mundo.

Y sí, hay alergia, claro, al mundo que estamos dejando, que nos rodea y ahoga, que nos abraza y nos separa de los demás. Nadie conoce a nadie, a veces ni a tu vecino.

La pregunta es si no será la sociedad en la que vivimos, en este mundo cada día más contaminado y con peores hábitos de vida. Cualquier día daremos a nuestros hijos un paseo por el campo virtual. Se lo pondremos en la televisión en un dvd regalo del periódico de turno, después de recortar algunos cupones quizás también virtuales.

Desde hace años estamos dentro de un orden nuevo, un nuevo y diabólico sistema que nos consume y consume todos los recursos que nuestros antepasados nos dejaron, en gran parte por desconocimiento y en otra por sabia experiencia. El caso es que dejaremos algo peor que heredamos, que en lugar de fauna y flora nos encontraremos con acogedores adosados con piscina individual y dos plazas de garaje. Que la segunda residencia en la playa será juego de niños y tendremos una tercera donde antes había animales en libertad, y en invierno se quemarán en la chimenea troncos de imitación (que además calientan y duran más, dirá el vendedor de turno, amparado en un estudio por su compañía pagado).

Entramos en la cuenta atrás y hay que poner remedio, los que pueden, a estos desmanes y, por favor, quiero que mis hijos vean los árboles y los animales en el campo, no en una pantalla de ordenador o televisor de plasma.
Última actualización ( Lunes, 06 de Septiembre de 2010 16:27 )
 

Para añadir comentarios hay que estar registrado como usuario de la web.

 

Ferretería Anserjo

San Sebastián de los Reyes (Madrid)

 

Anserjo

 

Encuesta

¿Cuánto se tardará en arreglar el lavadero?